viernes, 24 de diciembre de 2021

¿Conceptos o pretextos? (2.0)

¿Conceptos o pretextos? (2.0)


---------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------

¿Teoría/s (científica/s) de cuerdas/supercuerdas o qué? (1.1):
Bien. Haciendo a un lado que, suele ser más practico referirse a esos modelos como teoría (científica). Y, si bien, estos modelos, se han vuelto actualmente aceptablemente resistentes a inconsistencias (de continuar así, terminaran por volverse irrefutables y obviamente, sin profundizar lo suficiente, como para alcanzar las inconsistencias intrínsecas), sus diferencias/discrepancias con los paradigmas actuales, continúan siendo empíricamente incontrastables – hecho que, en no pocos de sus adeptos, no parece provocar incomodidad alguna (a razón, de la vehemencia con que pretenden convencernos de que se trata de una teoría científica en toda regla) –. Es decir: un formalismo que, dé cuenta de lo que ya dan cuenta los paradigmas actuales y de sucesos, al menos, actualmente inobservables, deviene siendo una mera hipótesis (científica). Por más incómodo, que dicho rotulo, ponga a sus adeptos. Motivo por el cual, me permito compartir (obviamente, no con sus devotos, es que, por experiencia, no hay forma de sacarlos de su confusión), el siguiente pedido de fundamentación. Podrían enumerar, el contundente e irrefutable cumulo de publicaciones (favor de no incluir: elucubraciones y/o comprobaciones experimentales tan indirectas/rebuscadas, como por ej. que: si cierta moneda cae de canto, entonces quedan comprobadas las cuerdas/supercuedas) en reconocidas revistas de comprobación por pares (de momento, hagamos a un lado las sospechas de confiabilidad y consistencia epistemológica de las mismas) de:

1)   Comprobación experimental de la existencia de exactamente 11 dimensiones espaciales (ortogonalmente dispuestas entre sí), sus respectivas longitudes y dinámica.

2)   Comprobación experimental de la existencia de cuerdas unidimensionales y/o respectivas P-branas del específico modelo.

3)   (desde acá, las que probablemente se me ocurran en el futuro hasta que…)

4)  

Nota: ¿se agotará solo en ellas?
Ejemplo: (https://tendencias21.levante-emv.com/posible-prueba-empirica-de-la-teoria-de-cuerdas_a4802.html), al menos, en esa publicación usa el termino: “sirve”. Pero, solo es cuestión de que se transmita y más pronto que tarde, tornara en una comprobación o un sigma cercano a 5.

---------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------

Bien y Mal (1.1):
Juicios de valor que, en no pocas ocasiones, se pretenden como siendo absolutos ( pormenorización al respecto )/objetivos ( pormenorización al respecto )decidibles y restringidos a la lógica bivalente – como si, tal combinación, no implicase subjetivación y contradicción alguna –. Con fundamentaciones como: ¿matar a un ser humano es bueno o malo? – pretendiendo que: las únicas respuestas posibles son (Si/No) –. Falsa dicotomía, presentada en lo que es para mí, una pregunta capciosa. A la que. O no respondería o lo haría, simplificadamente, en mis términos, con un: depende. De no resultar suficiente convincente tal respuesta, como suele ser el caso según mi experiencia, intentaría llamarme al silencio. Dado que: no parecen estar dados, suficientes supuestos afines como para que mi interlocutor/contraparte, siquiera logre entender el absurdo no-reconocido que sostiene.
Nota: también, se suele confundir objetividad con intersubjetividad (máxime, si ésta, resulta de una inducción completa).

Análisis del problema del mal (teodicea católica): (ámbito intelectual: lógico/probabilístico)

1)   Acepto que: depende, de lo que uses/abuses, lo que concluyes/confundes – que a su vez remite a: la incomprobable potestad de la teoría respecto de la empírea ( pormenorización al respecto ), la negación de solo lo concebible/cognoscible puede existir ( pormenorización al respecto y a otros factores limitantes del conocimiento ( pormenorización al respecto ) –.

2)   Acepto: la inexistencia de libre albedrio ( pormenorización al respecto ).

3)   Asumo: contradictorias/auto-contradictorias, a no pocas características divinas (teodicea católica) – por ej.: “inmutable-movilizador”, “simple-pensante/actuante”, “infinito-limitado”, “libre albedrio”, “libre albedrio-omnisciencia”, etc. –.

4)   Acepto que: siendo el bien y mal ( pormenorización al respecto ) juicios de valor, mientras existan humanos y sean no-idénticos podrá señalarse/presentarse un diferencial de gradación entre el bien/mal. Ergo: siempre podrá señalarse/presentarse cierto grado de contradicción entre Dios {¿a poco Dios, carece de libre albedrio y puede mal obrar?}, el cielo {¿a poco en el cielo, se carece de libre albedrio y se puede mal obrar?} y la realidad ( pormenorización al respecto ) – es decir: entre omnipotencia, omnibenevolencia y un específico segmento de dicha gradación –.

Nota: como siempre, la adaptación divina, parece no tener limite. Es decir: nada les impedirá concluir aquello que desean (1). Por ejemplo. Apelando a replanteos como: “Dios, pudiendo crear un mundo perfecto – es decir: ¿con libre albedrio y sin poder mal obrar? – prefirió crear uno perfectible”, “Dios, en su omnisciencia divina – es decir: ¿sin certeza alguna de su efectiva elección por parte de su creación? –, creo un mundo con la posibilidad de obrar mal”, “los designios de Dios son inescrutables/insondables – es decir: ¿alegato especial/uso de comodín/no tengo que precisar la solución a la contradicción/afines? –”, etc.

Tampoco me extrañaría que, en el futuro, una adaptación divina implique: aceptar la existencia del mal en el cielo – es decir: que sus habitantes, efectivamente elijan mal obrar –. Pero no será un mal a secas, quizás sea algo como: un mal-benigno o un mal-necesario y superador, un bien-futuro, etc.

5)   Asumo que: pretender conocer características que se presumen fuera de nuestro alcance, como la perfección divina, la infinitud divina, la simplicidad divinainmutabilidad divinabenevolencia divinaomnipotencia divinaomnisciencia divina, etc., atreves de otra, la inspiración divina, se me presenta como demasiado pretencioso/problemático/auto-referencial {si, eufemismo}En forma alguna re-interpretables, ¿verdad? {si, sarcasmo}.

6)   Acepto: la existencia del mal antropogénico/no-antropogénico.

Nota: una, a mi entender adaptación divina insuficiente, pretende atribuir, a entidades malvadas (no-humanas), el mal no-antropogénico.

7)   Asumo que: la teodicea católica, presume a Dios, limitado por la lógica bivalente.

8)   Asumo que: la teodicea católica, presume a Dios, como perfecto/infalible/omnipotente/omnibenevolente/omnisciente/afines.

9)   Asumo que: la teodicea católica, presume a Dios y al humano, poseedores de libre albedrio.

Nota: como siempre, problemática equivalencia que, adaptación divina mediante, podría pretender resolverse, apelando improcedentemente, a diferenciar el libre albedrio divino y humano, tan solo lo suficiente, como para declarar que siguen siendo ambos libre albedrio aunque, el de Dios, es más libre albedrio que el humano (replanteo improcedente) – símil: diferenciar innecesaria e irresolutivamente series Lineales de Jerárquicas ( pormenorización al respecto ) –.

10)       Asumo que: la teodicea católica, presume la inexistencia del mal celestial – ergo: Dios, pudo crear una realidad donde o el mal este arbitrariamente limitado o se le declare inexistente –.

11)       Asumo que: la teodicea católica, presume la existencia del libre albedrio celestial (persistencia del mismo) – ergo: Dios, pudo crear una realidad, con libre albedrio, donde o el mal este arbitrariamente limitado o se le declare inexistente –.

12)       Asumo que: la teodicea católica, frente a contradicciones, suele pretender resolverlas apelando a variantes de “los caminos de Dios, son… – ver (4 y 6) –”.

13)       

Conclusión: por sí solo, (1) torna a éste en un pseudo-problema.

Extras:

§  Por sí solos, (2 y 3) tornan en invalida, la justificación católica respecto de la existencia del mal (utilitarista/deontológica) en la realidad.

§  Por (8910 11): Dios, pudo – sin que, el determinismo procedimental ( pormenorización al respecto ), se lo imponga ¿verdad? {si, sarcasmo} – crear una realidad con libre albedrio y sin o con un arbitrariamente limitado mal.

§  De (12), deduzco que: sin importar el número y grado de contradicciones que se les presente – ver (5 y 7) –, es casi seguro que, terminaran por escurriese apelando a alguna lógica para-consistente (obviamente, no reconocida como tal) y/o a algún replanteo improcedente. Pretendiendo haber resuelto los problemas en forma consistente (presentándolo como casi una obviedad).

§  


---------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------

Somero análisis respecto de las “sectas”:
Entendamos que: mientras no sea algo ya legislado/tipificado, el que, en una “secta” se esté manipulando o no – así como, de existir, sus intenciones (incluso, ante una confesión de parte) – a una parte de sus integrantes, es cuestión de gustos interpretativos (es mi esperanza, que estos, al menos, sean socialmente sostenibles) – por ser estos: juicios de valor que, en no pocas ocasiones, pretenden que se acepten/internalicen como científicos/universal/objetivos/absolutos –. Obviamente, lo legislado/tipificado, también pertenece a dicho ámbito – en consecuencia: eso de los derechos humanos, como si fuese algo científicos/universal/objetivos/absolutos, es solo otra forma rápida de identificar a personas poseedoras de una insufrible incapacidad de análisis social (como por ej.: los comunistas) – sintéticamente referenciados por mí, como: progresistas, devotos de lo diplomáticamente aceptado, idiotas útiles, etc. –.
Bien. Siendo lo que son. Aunque obvio para mí. Siento que debo explicitar una consecuencia significativa de ello. A saber: podría concluirse lo mismo – es decir: que, en última instancia, deviene siendo una cuestión de gustos interpretativos –, de lo afirmado – incluso, mediante “diagnóstico diferencial” – por psicólogos/sociólogos/afines (¿casta sindicalista/sindicalistas de carrera?) respecto de si existe o no manipulación y sus intenciones (incluso, ante una confesión de parte) – es decir: se le podría acusar de querer manipular, eso sí, con la “benigna intención de ayudarlos”, para sacarlos de una “secta”, al contrario de las “malévolas intenciones de usarlos” de, al menos, algunos integrantes de dicha “secta” {si, parodia} –. Básicamente. Propongo, tener la precaución de no suspender el escepticismo (pensamiento crítico) respecto de lo vertido – que no se limita a este respecto – por tanto psicólogo/sociólogo/afines, que mejor no califico adjetivamente. Y, sobre todo. Cuidado con abrir cajas de pandora que, poco a poco, van discriminadamente coartando libertades – conculcando derechos de unos, según cambio de consentimiento futuro de otros (implícitos/explícitos) (por ej.: una persona, que habiendo aceptado libremente (es decir: dando consentimiento implícito/explícito y que obviamente, no este legislado como delito) realizar sexo oral a otra, pasado un tiempo, le acuse de abuso sexual por: manipulación, presión social, {alguna otra excusa que logren elucubrar estos psicólogos progresistas (máxima progresista: siempre o casi, la culpa, es de otro) para ocultar la fundamental: debilidad de carácter, déficit evaluativo, idiotez selectiva, etc.}, etc. {cuando, no se abusa de la presunción (social/jurídica) de "carmelita descalza/damisela en peligro/débil en peligro", para sacar algún redito mediante acusaciones falsas}) – y volviendo insostenible a una sociedad. Es decir. Propongan/legislen/tipifiquen, soluciones “justas (al menos, lo más igualitarias posibles)” y sostenibles. Que, no presuman: a las presuntas víctimas, como "carmelitas descalzas/damisela en peligro/débil en peligro" que, en forma alguna, abusaran o exigirán derechos que limiten o directamente conculquen los de otros, basadas en tergiversaciones respecto de sus presuntos victimarios, y/o promoverán/aprovecharan una condena social.
En síntesis: recomiendo, ponderar adecuadamente las implicaciones de limitar/imponer derechos y obligaciones (adecuadamente legislados/tipificados) – basados en: cambios de parecer {¿cuestión de gustos re-interpretativos?} respecto de lo aceptado libremente (agregaría más restricciones actualmente usadas por el progresismo/populismo imperante, pero para este caso, resultarían inespecíficas) en forma alguna, manipulados por psicólogos/sociólogos/afines {si, sarcasmo} –, en pos de una sociedad sostenible. Y, alejarse de una excesiva/insostenible sensibilidad en la búsqueda de victimas/victimarios.
Nota: repítele lo suficiente a alguien que ha sido, es o será víctima/victimario de algo y terminará por creerlo/usarlo. Sera por creeros inmunes a la manipulación y poseedores de una significativa capacidad para detectar intenciones. Y, al mismo tiempo, desestimáis lo fundamental para este análisis (puesto en términos contemporáneos – sociedades occidentales – del victimismo imperante): en última instancia, somos todos víctima de la relación entre nuestra constitución (sistema) y nuestras circunstancias (meta-sistema). Pero eso, no implica que tan livianamente adjudiquemos a otros la razón y solución – es decir: que ellos cambien – de nuestros problemas. Basta de pretender encontrar victimas/victimarios allá dónde vayamos – defecto profesional/oportunismo en los psicólogos presumo –. Por más, que no exista el libre albedrio ( pormenorización al respecto ), como sociedad sostenible, propongo que: deberíamos funcionar como si existiese – más precisamente: redefinirlo como algo próximo a un compatibilismo –. Ergo: que esos mismos psicólogos progresistas, se esmeren mucho más, en la búsqueda de métodos en pos de que las personas internalicen el escepticismo (pensamiento crítico) y que éstas, asuman la responsabilidad de sus actos, necesarios en una sociedad sostenible. En lugar de ir victimizando a diestra y siniestra – dado que: una y otra vez, “los criterios” (que determinan si alguien es víctima/victimario o no), son ampliados/reinterpretados/afines como para incluir a un grupo cada vez más amplio de personas {¿símil: espada de Damocles?} –. Dejando así, más y más personas, al alcance de una acusación (social/jurídica) {¿eficaz método de control de disidencia?}.
Pero, ¿qué hacemos entonces con “esas sectas”/“esos manipulados”?
Pues. Muestren e intenten convencer a los integrantes de las “sectas”, que, según ustedes, están siendo utilizados (manipulados) para fines diferentes o no únicos/fundamentales al que manifiestan. Y, hagan el favor de: dejar de abrir/expandir esa puerta del progresismo (de lo insostenible y de lo producido por una insufrible incapacidad de análisis) que pretende imponer lo que las personas – jurídicamente consideradas como adultas y en pleno uso de facultades (aunque, no coincidamos con sus dogmas) – debieran aceptar/pensar – que obviamente, no esté anteriormente legislado como un delito –.
A sabiendas, de que, de cualquier forma, terminará siempre por imponerse la versión (legislaciones/tipificaciones) del grupo (sociedad) en cuestión.
Nota: presumo, dado el nivel de expansión e irreconocimiento como tal, del progresismo y lo presuntamente aceptado como diplomáticamente correcto, que: probablemente, suscite en no pocos, un sentimiento de aversión hacia mi persona. Pero bueno. Queda dicho. Ahora: ¿durara?

---------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------




---------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario